Han leído nuestros comentarios:

miércoles, 23 de junio de 2010

Los Hombres Que No Amaban A Las Mujeres

Siempre es un placer poder ver películas procedentes de países no tradicionales en este arte, tal como el caso que nos ocupa ahora: una co-producción entre Suecia, Dinamarca, Noruega y Alemania.

"Los Hombres Que No Amaban A Las Mujeres" es la primera parte de una trilogía denominada "Millennium", creada por el extinto escritor sueco Stieg Larsson, que se transformó en un suceso mundial tras el fallecimiento de su autor, acaecido durante el año 2004.

La trama nos muestra a una singular protagonista: Lisbeth Salander (encarnada por una pétrea Noomi Rapace): hacker, dark/after punk, bisexual, mujer torturada por su pasado, poseedora de un carácter glacial.
En el principal rol masculino, la acompaña un periodista de renombre, Mikael Blomkvist (jugado por el actor sueco Michael Nyqvist). Juntos intentarán desentrañar el supuesto crimen y desaparición de una joven aristócrata, acontecido cuatro décadas atrás, tras ser contratados por un tío de la misma. En medio de esta búsqueda, se enfrentarán al clan familiar de la infortunada, quienes presentan características que los vinculan a grupos neonazis.

La acción se desarrolla con dureza y contundencia, por momentos, extremas. Y toda esa extremidad la va aportando Lisbeth, quien sufre emocionalmente por nefastos recuerdos de su infancia, y que ha pasado parte de su vida en un reformatorio juvenil.
La joven hacker padece el oprobio de ser sometida sexualmente por su tutor legal, el encargado de velar por su buena conducta y su reinserción social. Hay un par de violentísimas escenas jugadas entre Lisbeth y este despreciable sujeto, que suman mucho para la referida contundencia del film, y sirven para mostrar plenamente las facultades del personaje femenino central.

La trama se va desenredando enmarcada en un helado territorio sueco, y las imágenes son sencillamente fascinantes. La fotografía alucina, y adorna perfectamente lo que va aconteciendo en el guión. Este posee un par de buenas vueltas de tuerca, cosa que deleitará a los seguidores del cine de suspenso.

La labor actoral es muy atinada, aunque Noomi Rapace aparece un tanto sobreactuada por momentos. De todos modos, le imprime tremenda fuerza a Lisbeth Salander (Otra buena prueba de ello es la secuencia en el subte, cuando la hacker se enfrenta -sola- a una patota que la golpea con salvajismo, pero que finalmente termina huyendo ante la descontrolada reacción de la feroz darky).

Michael Nyqvist compone convincentemente al periodista, que ha sido sentenciado a unos meses de prisión en suspenso por difamar a un reconocido empresario, otorgándole naturalidad y credibilidad a su personaje.

Esperamos poder ver pronto la segunda parte de esta saga, que indudablemente ha correspondido a las excelentes críticas recibidas en distintas ciudades del orbe, incluída Buenos Aires. Con una duración extensa (dos horas y media), en ningún momento permite que miremos el reloj, lo cual ya de por sí constituye un alto mérito. Totalmente recomendable.

Título: Män Som Hatar Kvinnor - Los Hombres Que No Amaban A Las Mujeres
Año: 2009
Origen: Suecia / Dinamarca / Noruega / Alemania
Director: Niels Oplev
Principales intérpretes: Noomi Rapace, Michael Nyqvist y Sven-Bertil Taube
Duración: 152 minutos
Calificación: 8 puntos.

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario