Han leído nuestros comentarios:

martes, 7 de agosto de 2012

Inmortales


Imposible no trazar un paralelo entre esta obra del director indio Tarsem Singh con "Furia de Titanes", del francés Louis Leterrier. Ambas son un alarde de gran tecnología visual, las dos se basan en casi los mismos personajes de la Mitología Griega, las dos cuentan con intérpretes de primer nivel en sus repartos, se estrenaron con poco tiempo de diferencia... y las dos son productos bien logrados, muy entretenidos.

En "Inmortales" la trama gira en derredor del Rey Hyperión (Mickey Rourke, viviendo esta nueva etapa de éxitos en su recuperada carrera... y vida), monarca sumamente poderoso y de extrema crueldad, quien no vacila en arrasar todo a su paso, valiéndose de un ejército de soldados con los rostros desfigurados por él mismo. Este raid de muertes se desarrolla a través de la Antigua Grecia. Hyperión busca una formidable arma llamada el Arco de Epiro, que le representaría el poder suficiente para aniquilar a Zeus (Luke Evans) y a los demás Dioses del Olimpo, liberando a los Titanes que han sido hechos prisioneros en los Montes Tártaros, a manos de los mencionados Dioses.

Hete aquí que Zeus no puede intervenir -por su condición divina- en los problemas de la humanidad, por eso no puede detener por sí mismo las actividades de Hyperión. Pero discretamente elegirá a un valiente joven llamado Theseus (papel jugado por el británico Henry Cavill), quien se las verá en la casi imposible tarea de evitar que el brutal Hyperión logre hacerse del maravilloso arco forjado por el Dios Ares.

La película es intensa, visceral. Hay escenas que conmueven desde lo brutal, como por ejemplo aquélla en la que Hyperión le da a entender al desertor Lysander (Joseph Morgan) qué es lo que va a pasarle por ser traidor, pese a que Lysander se ha pasado a su bando... nos puso la piel de gallina el desenlace de esa acción!. Mickey Rourke es plenamente convincente en su caracterización del atroz Hyperión, y le otorga una crueldad inusitada al desquiciado monarca. No puede decirse lo mismo de su co-estrella Henry Cavill, quien ni por asomo tiene los kilates escénicos del astro norteamericano.

Visualmente el film es impactante, como todo producto de fantasía pergeñado en estos tiempos, en los cuales los efectos visuales son amos y señores. Nos viene a la mente "300", revolucionario filme -desde lo estético- que comparte productores con ésta "Inmortales". Para el director Tarsem Singh, "Inmortales" es la tercera producción que lo muestra tras las cámaras. Su labor ha sido correcta, la película pasa sobradamente todas las pruebas... excepto quizás, la de la coherencia entre las características de estos personajes en la Mitología Griega y lo que la película muestra. Aseguran los conocedores y estudiosos que lo que el film presenta (en referencia a algunos protagonistas) poco y nada tienen que ver con lo que la historia narra. Pero en fin... dificultamos que todos los fanáticos de este tipo de películas sean a su vez doctos en Mitología... Por ende, a disfrutarla, que vale la pena.

Título: "Inmortales" ("Immortals")
Año: 2011
Origen: Estados Unidos
Director: Tarsem Singh
Principales intérpretes: Henry Cavill, Mickey Rourke y Stephen Dorff
Duración: 110 minutos
Calificación: ☻☻☻☻☻☻☻

Comentario: Javier Parente, para OXIDO.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario